miércoles, 12 de junio de 2013

Catarsis rocksteady - Lutxo Pérez - 2013

En abril de 2011, cuando nació la idea de este blog, yo pensaba en discos,  documentales, conciertos; pero jamás pensé que podíamos estar compartiendo un libro. Sin embargo, hace muy poco tiempo me encontré en la web con un agradable descubrimiento, el libro titulado “CATARSIS ROCKSTEADY”, primer libro del autor español Lutxo Pérez *. La publicación explora las vicisitudes de la historia musical jamaiquina, situando el período entre 1966 y 1968 como punto de referencia. Además, propone una guía de escucha de los principales estudios, productores y artistas del rocksteady. También, habla del poder de las canciones y de cómo la música inf­luye en nuestras vidas. Sumamente interesado en esta agradable iniciativa, me puse en contacto con el autor. Pérez se vió mas que feliz en compartir con los amigos de Escuchate Esto! algo de su amplio conocimiento del género y algunos párrafos de su libro que citamos en forma textual mientras escuchamos algunos de los dulces sonidos del rocksteady.

"Y como todo lo que es negro y bello, el rocksteady también fue el sonido del dolor de un pueblo destrozado por el hombre blanco, como esa bota militar que pisotea cabezas humanas durante toda la eternidad. Voces masculinas de suave seda y alucinantes armonías vocales. Acolchados arreglos de metales y esa dulce nota de piano que siempre salta en el mismo punto del compás. Un órgano eléctrico pasado de rosca. El sonido hueco de la caja en un redoble. Y otra historia de amor de las que atraviesan el esternón, las costillas y arrancan el corazón de cuajo, como la mano de aquel hechicero en ‘Indiana Jones En El templo Maldito’. La música de la pleamar. El salitre de Kingston pegado a las teclas, el metal y las cuerdas de los instrumentos."
Catarsis Rocksteady, Capitulo 1, página 16



Lynn Taitt y los Jets
Aquellos cuya única referencia musical jamaiquina es Bob Marley deben saber que el rocksteady es el estilo musical que se registró en Jamaica entre los años 1966 y 1968. Según nos explica Lutxo, la principal diferencia entre el rocksteady y su género antecesor, el ska, es el tempo, que se ralentizó notablemente, y en la introducción de patrones de bajo que tocaban notas agrupadas. Sin embargo, "la frontera con el reggae es mucho más borrosa y difícil de explicar -nos cuenta. "Hay muchas opiniones y farragosas explicaciones técnicas al respecto. Pero, como me comentaba un músico hace bien poco, los jamaiquinos entienden esos cambios estilísticos de una forma más natural."

El libro funciona como una guía de escucha por los principales artistas y casas discográficas del estilo. "Además, he hecho un repaso biográfico de las personalidades del negocio musical de la época: estrellas, músicos de estudio, productores… También, hablo de cómo esas canciones han influido en mi vida."

Desmond Dekker
Las canciones... un ítem difícil de abordar por cierto. Lutxo asume que aquellas canciones mas relevantes por cuestiones históricas en general le aburren. "Lo que realmente me gusta del rocksteady -dice- es que no dejo de descubrir nuevos temas que me flipan. Algunas de las últimas, ‘Warlord’ y ‘Voodoo Moon’ de los Soul Brothers. Ahora estoy dando bastantes vueltas a ‘I Can’t Help It’ de Glen Adams, ‘Hey There Lonely Girl’ de los Minstrels, ‘I Love You True’ de Joya Landis y ‘Pearl’ de Alton Ellis. "

"El rocksteady fue un periodo excepcionalmente y excelentemente prolífico. Y las miles de canciones que conservamos demuestran que, en ese momento y ese lugar, coincidieron dos factores que raramente suelen ir de la mano en esto de la música: la urgencia y el talento"
Catarsis Rocksteady, Capitulo 1, página 20
Lynn Taitt - Pilar del rocksteady
En cuanto a los pilares o personajes cruciales para el estilo, Lutxo no duda:  "diría que ese fue el guitarrista de Trinidad Lynn Taitt. Además, era el líder de los Jets y ejerció de arreglista en muchísimas sesiones de las principales casas discográficas. Otros que te podría agregar,  no creo que sean los más importantes, sino los que más me gustan... Entre los que cantan, están Millicent Todd, Prince Buster, Phyllis Dillon, Slim Smith, Ken Boothe, Desmond Dekker, Alton Ellis, The Techniques en cualquiera de sus formaciones, Roy Shirley, Derrick Morgan, The Heptones, The Paragons, Delroy Wilson… Pero también hay instrumentistas sin los que no entiendo esta música como Lynn Taitt, Gladdy Anderson, Jackie Mittoo, Tommy McCook, Roland Alphonso, Bobby Ellis, Val Bennet, Jo Jo Bennet… Y los duetos son una de las mayores fuentes de placer que me da el rocksteady. Lloyd & Glen, Alton Ellis y Phyllis Dillon; Stranger y Patsy, John Holt y Joya Landis, Phyllis Dillon y Hopeton Lewis..."

Siguiendo con la charla, el autor defiende la idea de que el rocksteady supuso la edad dorada de la música en Jamaica. "Fue una época clave para la historia musical de la isla: sentó las bases de muchos conceptos técnicos claves para épocas futuras, presenció la eclosión de una nueva generación de productores independientes y coincidió con el comienzo de la conquista jamaicana de los mercados internacionales." Lutxo define al rocksteady como una música que posee una "sensibilidad única. Es algo difícil de explicar que supongo tiene que ver con cómo vivimos cada uno la música." 

Algo que observamos permanentemente desde este blog es la relación entre el soul americano y la música de la isla. Lutxo así lo corrobora explicando que los jamaicanos de la época tenían una cultura musical excelente gracias a las canciones que les llegaban de las radios estadounidenses y que escuchaban en las selecciones de los sound systems. "Creo que The Impressions fueron, de sobra, el grupo que más influyó en el conjunto de la escena rocksteady. El registro alto tenor de Curtis Mayfield fue el más imitado. Y ‘People Get Ready’, una canción absolutamente esencial para entender muchos discursos de muchas canciones." explica. Nat King Cole, The Drifters, The Platters, Ben E. King, Wilson Pickett, Otis Redding, Marvin Gaye… la lista de influencias es interminable. "Y versiones de temas soul hay muchísimas y muy buenas".

Los sellos Studio One o Treasure parecen haber sido tan importantes para Jamaica como Stax o Motown para EE.UU. Pérez explica que Studio One, fundada por Coxsone Dodd, fue la escuela musical de toda una generación de artistas jamaicanos (Bob Marley incluido) a principios de los 60. Treasure Isle, propiedad de Duke Reid, no obtuvo los éxitos de la empresa de Coxsone los días del ska, pero es la mayor factoría de éxitos del rocksteady. "Su importancia radica en que sin estos dos sellos, la historia musical jamaiquina hubiera sido totalmente diferente. En 1959, Coxsone, Duke y Prince Buster fueron los tres primeros productores de la isla que se lanzaron a comercializar discos. Poco más que decir."

Pocas experiencias de la melomanía son tan satisfactorias como mancharse los dedos de polvo con una buena pila de los singles que Jackie Mittoo y sus Vendors registraron en Studio One. Trece de aquellas canciones fueron recopiladas en el estupendo elepé instrumental ‘Evening Time’ (1968).
Catarsis Rocksteady, Capitulo 6, página 72

El autor recuerda haber comenzado a escuchar música jamaiquina hace unos diez años, pero no puede identificar a ciencia cierta cuándo tuvo una idea clara de lo que era el rocksteady. Al tratarse de una “catarsis”, hay un fuerte componente emocional y personal en el libro. Aunque el autor aclara que "el proceso ha sido largo y arduo, pero muy placentero. Como aún aprendo cosas nuevas y sigo escuchando rocksteady en casa, en el coche y en la calle con los cascos (auriculares), me da la sensación de que sigo inmerso en él de alguna forma."  Finalmente, Lutxo abre su corazón y nos cuenta su relación mas profunda con esta música: "Muchas de estas canciones me miran directamente a los ojos y me hablan. Explican cosas de mí, de mis amigos, mi familia, de la ciudad en la que vivo… el rocksteady tiene una sensibilidad única con la que me siento muy identificado."

Cuando sentís tanta empatía con alguien y encontrás tantas cosas en común, es fácil convencerse que la música hace milagros (y si está hecha por negros, mejor). Esto fue lo que sentí al entrar en contacto con los textos de Lutxo Pérez. Y siento que parte de mi misión en este momento, es expandir y difundir su obra a la mayor cantidad de personas posibles. La herramienta que tengo mas a mano es este blog. Por eso recomiendo a todos los seguidores y casuales visitantes de Escuchate Esto! esta obra que se me antoja absolutamente imprescindible para todos aquellos que amamos la música de raíces negras. Así que no lo dudes y Escuchate Esto!


video
Lloyd & Glen - You Won't Regret It


Web oficial del libro:
www.33series.net

Listas de temas publicadas por el autor:
spoti.fi/WPUiCf
spoti.fi/141HaMv 
open.spotify.com/user/lutxo73-

Compartimos algunos de los temas mencionados en la nota:

Alton Ellis and Phyllis Dillon - Why Did You Leave Me To Cry
Derrick Harriott - Do I Worry
Phillis Dillon - Get On The Right Track
Glen Adams - I can't help it
Jackie Mittoo and the Soul Brothers - Voodoo Moon
Joya & John - I'll Be Lonely
Lloyd & Glen - Rudies give up
Lloyd & Glen - You Won't Regret It
Lloyd Robinson - No More Trouble
Minstrels - Hey there Lonely Boy
Norma Frazer - Respect 
Sir Coxone's Answer Riddim Mix (studio one)
Stranger And Patsy - Your Photograph
The Gaylettes - That'ss How Strong My Love Is
The Soul Brothers - Warlord
Uniques - My conversation.

Características del libro:


Precio: 15 €
304 páginas (20 capítulos más 4 capítulos de anexos)
Tamaño: 210 x 148 mm
Portada y contraportada a todo color.
Gramaje del papel interior: 110 gr.
Puntos de venta:
Bar Babalá (Valladolid)



Lutxo Pérez. Foto: L. Fraile
 *Luxto Pérez es periodista y, como tal, ha trabajado en radio, televisión e internet. Durante cuatro años, ejerció como portadista y redactor de la edición digital de Faro de Vigo. Como crítico musical, ha escrito sobre hip hop, soul, funk, reggae y otros sonidos negros en Spinner España y Serie B. Además, compartió micrófonos en Irola Irratia y Radio Piratona, y ha dejado tres blogs por el camino. Éste es su primer libro.
Foto obtenida del sitio www.ultimocero.com

martes, 4 de junio de 2013

Albert King - Born under a dad sign - 1967

El 2 de abril el sello Stax Records editó una edición de lujo del clásico de Albert King de 1967, "Born Under a Bad Sign". Gracias a este álbum, una de las piedras fundamentales en cualquier colección de blues, Albert King se convirtió en una celebridad dentro del género. Hizo algunos buenos discos en Stax, pero nunca mejores que este. Estamos sin dudas ante el disco más popular e influyente del blues de fines de la década del 60 y de Albert King. Motivos mas que suficientes para dedicarle una entrada de Escuchate Esto! a "Born Under a Bad Sign". 

"Born Under a Bad Sign" es el segundo disco de la carrera de Albert King y el primero para Stax Records. Como era de prever, King está acompañado por los músicos residentes del sello Stax, es decir Booker T. & the MG's (Booker T. Jones, Steve Cropper, Al Jackson Jr. y Donald Dunn), mas los vientos de The Memphis Horns. Parte del éxito de este trabajo fue atribuido a este grupo de músicos que lo acompañaron y le dieron a sus interpretaciones un sonido que está más cerca del soul que del blues. El estilo de Albert King en este disco influyó directamente cientos de guitarristas, pero muy específicamente en Jimi Hendrix, Eric Clapton y Stevie Ray Vaughan.


Albert King era un músico con bastante experiencia a esa altura de su vida. Entendía cómo utlilizar recursos pequeños para conseguir grandes efectos. Elije usar la sutileza en ciertos momentos y la fuerza en otros, pero nunca te llena la cabeza de ruido ni corre una carrera frenética por el diapasón de su amada Gibson Flying V (llamada Lucy). Cuatro de las canciones del álbum se convirtieron en clásicos modernos del blues: "Born under a bad sign", "Oh pretty woman" (No confundirla con "Pretty Woman" de Roy Orbison), "The hunter", y "Crosscut saw" (a pesar de ser una canción antigua, King le dio un nuevo tratamiento). 
El tema que titula el disco, "Born Under A Bad Sign" fue compuesta por Booker T. Jones (música) y William Bell (letra). Y cualquier banda que se diga amante de blues la ha tenido en su repertorio. Existen versiones de Paul Butterfield Blues Band, Cream, Tommy Bolin, Jimmy Hendrix, Pappo y hasta de Homero Simpson! En “Oh, Pretty Woman,” la química guitarrística con Steve Cropper es uno de los mejores momentos del disco. También se incluye un tema de la celebre dupla compositiva Leiber/ Stoller ,"Kansas City", grabado alguna vez por The Beatles.
Con "Born Under a Bad Sign" Albert King le dió al blues un toque mas funky, lo que lo convierte en el puntapié inicial del blues moderno. El gran Mike Bloomfield dijo una vez acerca de Albert King: "Con cuatro notas puede hacer un disco entero" dijo. Así que no lo dudes y Escuchate Esto! 

Lista de Temas
1. «Born Under a Bad Sign» William Bell, Booker T. Jones 2:47
2. «Crosscut Saw» R.G. Ford9 2:35
3. «Kansas City» Jerry Leiber, Mike Stoller 2:33
4. «Oh, Pretty Woman» A.C. Williams 2:48
5. «Down Don't Bother Me» Albert King 2:10
6. «The Hunter» Booker T. Jones, Carl Wells, Steve Cropper, Donald Dunn, Al Jackson, Jr. 2:45
7. «I Almost Lost My Mind» Ivory Joe Hunter 3:30
8. «Personal Manager» Albert King, David Porter 4:31
9. «Laundromat Blues» Sandie Jones 3:21
10. «As the Years Go Passing By» Deadric Malone 3:48
11. «The Very Thought of You» Ray Noble 3:46

Músicos: 
Lead vocals and lead guitar: Albert King

Rhythm Guitar – Steve Cropper
Piano – Booker T. Jones
Bass
 – Donald "Duck" Dunn
Drums – Al Jackon, Jr.
Baritone Saxophone
– Joe Arnold

Flute – Joe Arnold
Tenor Saxophone – Andrew Love, Joe Arnold
Trumpet – Wayne Jackson