martes, 11 de junio de 2019

Dr John - Locked Down - 2012

Ante la triste noticia de la muerte de Dr. John ocurrida el 6 de junio, me puse a repasar los momentos mas fuertes que me unen a su figura. Y recuerdo muy bien la primera vez que lo escuché y lo vi. Mi amigo El Gaita había comprado el VHS con el Tributo a Stevie Ray Vaughan y recuerdo que entre tantos guitarristas, B.B. King, Jimmie Vaughan, Eric Clapton, Robert Cray, Buddy Guy, el que me sorprendió e impactó de manera mas fuerte fue Dr. John. Un hombre que lucía bastante desmejorado de salud, incluso con un bastón y muchas plumas y parafernalia vudú (años mas tarde entendería de qué se trataba todo eso) pero que hizo una versión de Cold Shot tan personal, tanto desde lo vocal como desde lo pianístico, que me hizo replantear todo aquello que yo conocía sobre el blues y darme cuenta que había un mundo mucho mas grande en este género, que aquel que yo conocía. 

Diego Manrique le dedica a Mac Reneback, aka Dr John una columna en el Diario El País de España, que sirve mucho para que aquellos que no lo conocieron, sepan de qué clase de artista estamos hablando. Comparto algunos pasajes:


"... Una condena por narcóticos, le obligó a Los Ángeles, donde prosperaba una pequeña colonia de instrumentistas procedentes de Nueva Orleans. Allí, aprovechando los tiempos muertos en sesiones de grabación para Sonny & Cher y otros, fue forjando el personaje de Dr. John Creaux, alias The Night Tripper. Supuesto descendiente de un brujo del siglo XIX, era un creyente que reinventaba el folclore del vudú de Luisiana, los carnavales de Nueva Orleans, los lamentos de la temible prisión estatal de Angola, con cantos corales y ritmos globalistas. Los primeros discos de Dr. John, calificados como “psicodélicos” a falta de mejor etiqueta, solo causaron gran impacto entre la aristocracia pop de Londres. En 1972 desde el sello Atlantic, le hicieron perder definitivamente el pudor a cantar y le empujaron a recuperar la opacada tradición del rhythm and blues de Nueva Orleans, rica en éxitos pero escasamente valorada, lo que logró con el enciclopédico disco Gumbo. En 1973, llegó al gran público con In the right place, producido por Allen Toussaint con el músculo instrumental de The Meters: allí estaba la citada Right place, wrong time o la muy golfa Such a night. Atención: ninguno de estos discos se grabó en Nueva Orleans. O Dr. John tenía allí cuentas legales pendientes o bien no se fiaba de sí mismo: seguía consumiendo heroína. Fuera del sello Atlantic, su carrera fue dando tumbos. Participó en Triunvirate, un supergrupo imposible con Mike Bloomfield y John Hammond Jr. Durante unos años, parecía una presencia bonachona, requerida por las superestrellas para que aportara los fuertes sabores de su ciudad natal..."


Volviendo a mi propia experiencia, otros momentos que me unen a Dr John. fue cuando Disney le dedicó una película a su ciudad con "La Princesa y el Sapo" y Mac interpretó el tema principal, "Down in New Orleans"; o sus tributos a Duke Ellington y Louis Armostrong; su participación en la serie Treme o en el documental "Piano Blues" de Clint Eastwood, donde confeso que con tantos pianistas en New Orleans, le pareció que lo mas inteligente era hacerse guitarrista; o su épica interpretación de "I'd Rather go blind" con Etta James .

Pero de todos esos momentos, quiero destacar lo mucho que me llegó el album "Locked Down" de 2012. Y comparto algunos párrafos acerca de ese disco 
de una de las revistas de arte y cultura mas respetadas, Jot Down Magazine de España, titulada "
Locked Down: los gloriosos 70 años de Dr. John" por 


"...Estamos acostumbrados a que la producción discográfica de los músicos más veteranos vaya perdiendo interés a medida que se agranda la importancia de su figura. ... Pero Dr. John no ha bajado la guardia y "Locked Down", su último y reciente disco, es una prueba más que contundente de ello. En pleno 2012, y peinando canas desde hace mucho, mucho tiempo, le ha dado una lección a muchísimos artistas jóvenes: la música, como el amor, no tiene edad, siempre que se ponga verdaderamente el corazón en ello. El disco ha sido producido por Dan Auerbach, guitarrista de los Black Keys, quien ha dejado su sello inconfundible en muchos momentos de Locked Down pero (y aquí está lo meritorio) sin intentar imponerse por sobre el mito viviente con quien estaba grabando. De hecho, Auerbach ha sido lo bastante hábil como para saber darle un delicioso toque “vintage” —que no anticuado— al sonido del disco, y sus aportaciones “a lo Black Keys” por fortuna han enriquecido, más que entorpecido, el resultado final. Y lo digo yo, que no soy necesariamente un fan incodicional de Black Keys. No es que Dr. John necesitase un rescate creativo (ahí estaba su disco de hace un par de años, Tribal) pero no se ha negado a considerar una opinión ajena y no ha tenido miedo de que un músico mucho más joven tomase el timón en la producción del disco. La jugada ha resultado satisfactoria.


Locked Down es un gran disco publicado por un músico que se niega a ser relegado al baúl de los juguetes rotos, que no ha querido renunciar a su personalidad característica pero que tampoco ha querido estancarse en la apuesta segura hacia sí mismo. Su música sigue siendo de raíces —nada de experimentos “tecno” ni esas zarandajas a las que torpemente recurren muchos músicos veteranos cuando pretenden renovarse— pero esa música de raíces a veces suena curiosamente limítrofe y extraña, lo cual le da un aire muy interesante. Dr. John ha jugado en los límites de su territorio, el rhythm & blues tradicional, sacando punta a algunos flecos aquí y allá. Mientras ha ofrecido su solidez de costumbre también ha querido que el oyente se vea obligado a prestar atención, que se encuentre un poco incómodo —en el buen sentido— y no se duerma en la sensación de “ah, es otro disco de Dr. John y suena a lo de siempre”.  Sí, es el Dr. John de siempre, pero suena a lo que sonaría Dr. John en pleno 2012. 

Escuchar Locked Down
Fuentes:
Diario El País
Jot Down Magazine



Dr John y Dan Auerbach con su Grammy a Mejor Album de Blues

Músicos:

Dr. John - keyboards, lead vocals
Dan Auerbach - guitar, percussion, background vocals
Max Weissenfeldt - drums, percussion, background vocals
Leon Michels - keyboards, percussion, woodwinds, background vocals
Nick Movshon - upright bass, percussion, background vocals
Richard Windmann - electric bass
Brian Olive - guitar, percussion, woodwinds, background vocals
The McCrary Sisters (Regina, Ann & Alfreda) - background vocals

Todos los temas compuestos por Mac Rebennack, Dan Auerbach, Maximilian Weissenfeldt, Leon Michels, Nick Movshon, Richard Windmann y Brian Olive.

"Locked Down"
"Revolution"
"Big Shot"
"Ice Age"
"Getaway"
"Kingdom of Izzness"
"You Lie"
"Eleggua"
"My Children, My Angels"
"God's Sure Good"

Para despedir a Dr John, rescato las palabras de gran Trompetista Terence Blanchard, publicadas en la revista Time
Era una típica ilustración de lo que significa ser de : una combinación de Cajun, blues y jazz y lo podías escuchar en la forma en que tocaba el piano y en la forma blusera en que cantaba. Dr John creó música que llegó al corazón de mucha gente alrededor del mundo 🙋‍♂️pero nunca permitió que eso cambiara quién era. Durante su vida, siempre llevó la cultura y el espíritu de la ciudad dondequiera que fuera. junto con , crearon un sonido que es único y esta asociado directamente con la historia de . Cuando pienses en la ciudad, esos serán los nombres que vendrán a tu cabeza.

lunes, 3 de junio de 2019

Buscando a Scrapper Blackwell, el bluesman mas popular que jamás escuchaste

Hace un tiempo en twitter, la usuaria SoulSolete publicó algo sobre un personaje cuyo nombre me sonaba, pero no conocía demasiado: Scrapper Blackwell. Claro! Fue el autor de un par de canciones que versionó Clapton. En Guitar World encontré esto sobre Scrapper, uno de esos personajes influyentes pero desconocidos y comparto algunos pasajes del texto escrito por Shane Speal *.

Eric Clapton hizo un cover de su canción “Nobody Knows You When You’re Down and Out” casi nota por nota. Rory Gallagher lo mencionó como una de sus mas grandes influencias. Por Dios, incluso Robert Johnson convirtió su "Kokomo Blues” en una oda a Chicago. Pero quien recuerda a Scrapper Blackwell, el nativo de Indianapolis que estuvo en la cima del mundo entre 1928 a 1935?


Su nombre era mencionado como uno de los grandes del blues que se inició con una cigar box guitar. En su entrevista final un año antes de su asesinato, Blackwell describe su primer guitarra. "Nunca nadie me enseñó nada en mi vida y la primer guitarra que tuve la hice yo mismo. Con el cuello de una mandolina y una caja de cigarros. Le puse seis cuerdas y empecé a tocar"
Entre 1928 y 1935, Scrapper Blackwell y su compañero, el pianista Leroy Carr, fueron el dúo de blues mas popular en América. Su primer hit, “How Long, How Long Blues,” fue el blues mas importante de 1928. De hecho, se imprimieron tantas copias, que el master original se destruyó! Vocalion Records llamó a Carr y Blackwell nuevamente al estudio para grabar “How Long, How Long Blues No. 2” y “How Long, How Long Blues No. 3!”. Y esta vez no sucedió lo que suele suceder en otras trágicas historias de bluesmen: Vocalion le pagó al dúo en forma justa, cada uno se llevó un neto de 4 mil dólares, lo que se podría traducir en unos $55,000 hoy día. Y siguieron cobrando cheques por regalías cada seis meses. Por los siguientes años Carr y Blackwell continuaron su seguidilla de hits, incluyendo “Kokomo Blues,” “Blues Before Sunrise” y “Mean Mistreater Mama.” Pero llegarían los problemas cuando el nombre de Blackwell fuera omitido por el sello y algunos singles publicaron únicamente el nombre de Leroy Carr como intérprete. 

Scrapper entró al estudio en algunas ocasiones entre 1931 y 1932 para grabar algunos discos solistas increíbles bajo su propio nombre  A veces cantaba sobre hacer y beber su propio whisky artesanal, como en “Down in Black Bottom.” Se puede escuchar su fluida técnica de púa, grabada cuatro años antes de que Robert Johnson grabara algo de su material. Blackwell y Carr volvieron a grabar juntos y siguieron hasta 1935, finalizando su sociedad con una amarga sesión en febrero de ese año. Ambos dejaron el estudio en malos términos, en medio de una discusión por dinero. Dos meses después, Carr moría por una nefritis causada por su alcoholismo. Blackwell grabó un tributo a su socio ("My Old Pal Blues") y luego abandonó su carrera musical, para trabajar en una fábrica de asfalto.


Blackwell fue redescubierto a finales de los 50, en la pobreza y viviendo en casa de un primo. Ni siquiera tenía una guitarra. Cuando le dieron una, fue como si el tiempo no hubiera pasado ni hubiera perdido un solo yeite. Era el boom de la música folk, y Blackwell era el héroe que la escena de entonces estaba necesitando. Lo llevaron de vuelta al estudio para grabar 3 discos e incluso planeando apariciones en diversos festivales. Todos los planes se cancelaron el 7 de octubre de 1962 cuando a Scrapper le dispararon en la puerta de su casa en un aparente asalto, crimen que nunca se resolvió. 

Blackwell dejó gran cantidad de grabaciones y su sonido influyó a generaciones de músicos (ya sea que lo conozcan o no). Bob Dylan dijo, "Hay una fuerte línea en toda mi música que puede ser encontrada directamente en Scrapper Blackwell. Fue un verdadero grande quien merece mucho mas de lo que le dieron."


Escuchar a Scrapper >

* Shane Speal es un gran exponente de la "Cigar Box Guitar" y es el creador del movimiento de la cigar box guitar moderna.

Fuentes:
ShaneSpeal.com
www.guitarworld.com

miércoles, 1 de mayo de 2019

The Aggrolites - Skinhead Reggae

Hace algunos años ya que descubrí a The Aggrolites gracias a mis hijos, cuando los vi tocando en el programa Yo Gabba Gabba (al igual que me pasó con The Roots). Estaban tocando rocksteady, su actitud me gustó, su cantante también, y lo siguiente fue descubrir su single Free Time y mi peluca voló por los aires. La banda suena como si en Memphis, el sello Stax Records se hubiera puesto a grabar música de raíces jamaiquinas: liderados por un órgano hammond (Roger Rivas) y un cantante (Jesse Wagner) que suena como la mezcla perfecta entre varios cantantes de soul. En estos días me crucé con la agradable noticia de que The Aggrolites editará a fines de este mes su esperado séptimo disco titulado "Reggae Now" y nos pusimos a charlar con Natyslide sobre el sonido de la banda, hasta que surgió la palabra "Skinhead Reggae". Muchas dudas al respecto, pero internet todo lo resuelve. Así encontramos en el portal "Good Times Santa Cruz" una entrevista de diciembre de 2015 escrita por Aaron Carnes a Jesse Wagner, cantante de The Aggrolites, donde él mismo resuelve nuestra intriga. Comparto la nota. 


Para mucha gente, Bob Marley es la encarnación del Reggae. Pero el estilo existe una década antes de que el mundo conociera quien era Bob, y evolucionó rápidamente en sus primeros años. The Aggrolites, formados en Los Angeles en 2002, están influenciados por un sonido reggae menos conocido, de fines de los '60s, en oposición al sonido mas lento y con fuerte densidad de graves de los ’70s. “Eso es reggae roots. Nosotros no somos eso,” dice el cantante y guitarrista Jesse Wagner. “La gente nos escucha y dicen, ‘esto es mas como el soul o el funk, ustedes son con como el ska,’ o ‘ustedes son como The Temptations.’ No, esto es Reggae.”
El término usualmente usado es “skinhead reggae,” un nombre que se originó en Inglaterra, cuando la clase trabajadora escuchaba el reggae en los ’60s. Pero el término mas apropiado, el que le gusta a la banda es “Dirty Reggae”—el nombre de su primer álbum—porque captura la crudeza de elementos tanto retro como modernos. “Nunca vamos a tocar reggae como los jamaiquinos. No somos de esa era. Estamos influenciados por ellos, pero nunca podríamos llamarnos a nosotros una banda de reggae” dice Wagner. “Amamos el viejo sonido del reggae del ’69, ruidoso, sucio, análogo. Ese pequeño pifie que pudo tener el guitarrista, es lo mejor que le puede pasar a la canción, no importa que la nota este mal. Muchas bandas graban cada instrumento por separado. Nosotros somos mas de grabar todos juntos en un mismo lugar, en vivo. 'Sucio'.”
Antes de The Aggrolites, Wagner tocaba en una banda de reggae llamada Rhythm Doctors, mientras que los otros miembros integraban The Vessels ... Pero se cruzaron en una sesión de grabación en la que acompañaron al pionero del ska Derick Morgan. El álbum nunca se editó, pero la química fue inmediata. “Elegimos lo mejor de los músicos que mas nos gustaban y así dimos forma a The Aggrolites,” dice Wagner. “Tratamos de hacer por el reggae lo que Hepcat hizo por el ska: volver a poner al estilo en la escena, —el reggae vieja escuela, el reggae mas tradicional.”
El 26 de mayo de 2019 es la fecha informada por la banda para la edición de su disco "Reggae Now" a través del sello Pirate Press Records. Para quienes deseen escuchar a The Aggrolites, comparto playlist con mis temas favotiros de la banda . Y sino, toda su música esta disponible para escuchar en el sitio oficial

lunes, 8 de abril de 2019

Wayne Shorter - Speak no evil - 1964

A principios de su carrera, el saxofonista Wayne Shorter fue casi despreciado por muchos que lo consideraban un imitador de John Coltrane, alguien sin identidad propia. Pero en 1964 editó el impresionante "Ju Ju" y al año siguiente "Speak No Evil", que se transformaría en su obra maestra y cerraría definitivamente la boca de todos aquellos que lo llamaban imitador. 

Para toda aquella música que hoy nos suena tan digerida, hubo un "día uno", esa ocasión en la que alguien la escuchó por primera vez. Y es ahí en donde nos tenemos que situar; en los oídos y en la cabeza de aquellos primeros escuchas. A pesar de las escalas e intervalos complejos, el jazz experimental puede ser amigable, e incluso, fácil de cantar. Eso nos demuestra este álbum que Wayne Shorter grabó en la navidad de 1964 rodeado de auténticos próceres del jazz: Herbie Hancock en piano, Ron Carter en contrabajo, Elvin Jones en batería (cómo un músico puede ser tan sutil y tan explosivo a la vez?!) y Freddie Hubbard en trompeta, en quien Shorter encontraría en esta grabación a su socio ideal. 

Es difícil imaginar a un músico de jazz que haya tenido tanto éxito con tantas bandas y formaciones diferentes como Wayne Shorter: Art Blakey and the Jazz Messengers (1959-1964), el Quinteto de Miles Davis (1964-70) y Weather Report (1971-86), 27 años de brillo ininterrumpido. Y aún así, los discos solistas de Shorter también son obras altísimas y casi todas ellas fueron grabadas para Blue Note en el mismo período que Shorter estaba tocando con Miles Davis. Podríamos afirmar que Shorter incluso dejó una profunda huella en la evolución musical de Miles. Si bien todas sus grabaciones en Blue Note son maravillosas, "Speak No Evil" es superior. Por eso, no lo dudes y Escuchate Esto! 

Fuentes:
www.apoloybaco.com
Amazon
All about JAzz

Todas las canciones están compuestas por Wayne Shorter
Witch hunt - 08:07
Fee-Fi-Fo-Fum - 05:50
Dance cadaverous – 06:42
Speak no evil - 08:21
Infant eyes - 06.51
Wilde flower - 06:00

Músicos:

Wayne Shorter — saxo tenor
Freddie Hubbard — trompeta
Herbie Hancock — piano
Ron Carter — contrabajo
Elvin Jones — batería





viernes, 22 de marzo de 2019

Fantastic Negrito - En vivo en Buenos Aires - 21 de marzo de 2019

Cerca de las 21.40 de anoche, Fantastic Negrito sale al escenario de La Trastienda de Buenos Aires con una Les Paul dorada. La cosa va de menor a mayor, Negrito va calentando de a poco, como un boxeador que estudia a su rival durante los primeros rounds. Pero les cuento una cosa: El combate terminó por knock out.

"Bad guy neccesity", "Working poor" y "A letter to fear" son el inicio del show en donde tanto la banda como el frontman calientan motores. Con "Scary Woman" y "Cold November St" inician su despegue y ya para cuando llegan a "A boy named Andrew" se da la explosión y el definitivo romance entre el artista de Oakland con el público local. Un fraseo pegadizo que toda La Trastienda corea como solo los argentinos hacemos. Y como suele pasar, la gente se apropia por completo de la melodía que, incluso terminado el tema, se siguió cantando ante la sorpresa de los músicos, con Negrito con una sonrisa de oreja a oreja, bailando y pavonándose orgulloso por todo el escenario. Por supuesto, la banda se vio obligada a retomar el tema durante algunas vueltas con el tecladista tocando con una mano y grabando al publico con su celular con la otra. Como dijo un usuario de Instagram, "Bienvenido a este país de contradicciones y contrastes, donde el público elige cuando termina la canción".
Tanto Negrito como su banda, integrada por los guitarristas Camilo Landau y el chileno Tomás Salcedo, el tecladista Professor Bryan Simmons, (tocando bajo con la mano izquierda y hammond y piano con la mano derecha) y el baterista Darian Gray, se destacan por brindar matices a todas las canciones. Si bien en los discos, los temas están llenos de sonidos, slides, cadenas, golpes, llaves, capas y capas de voces, en vivo es otra cosa. En reemplazo de esa producción sonora difícil de igualar, la banda llena de matices, cortes, arreglos nuevos, es como una montaña rusa de volumen e intensidad. Las guitarras tienen mucho mas peso que en las grabaciones de estudio, pero sin dudas el hammond de Simmons es el que se roba todos los aplausos de la noche. 

Suena "Dark Windows", la sentida balada que Fantastic Negrito escribió en homenaje a su amigo Chris Cornell. Entre tema y tema Negrito mete separadores, canta a capella yeites bluseros que te erizan la piel. Y ahí está, por si alguien se lo pregunta, el 2 veces ganador del grammy en la categoría "Blues Contemporáneo". Su homenaje a la fortaleza de su madre se da 
con clásico de Leadbelly, "In the pines", el momento mas emotivo de la noche, donde el artista te transporta adonde quiere. Su histrionismo, gestualidad, baile, emoción, todo confluye para convencernos de que estamos ante un músico de esos que hay pocos, y estoy seguro que este show en particular se valorará mucho mas con el paso de los años. 




La banda deja el escenario y vuelve con su single "Plastic Hamburgers", esa cruza entre Skip James y Rage Against The Machine, las Gibson Les Paul toman por asalto el escenario con esta esencia de blues a fuerza de un riff poderoso que habla de romper las cadenas. En los temas de Negrito, el blues siempre está, solo hay que saber encontrarlo. El ultimo tema es "The duffler". Fantastic Negrito, un artista que dice que la gente es su compañía discográfica, se cambia de ropa y baja al puesto de merchandising a firmar discos y sacarse fotos con la gente. Esta noche se presentó en Buenos Aire Fantastic Negrito y el cinturón de campeón de todos los pesos, es para él. 

Muchas gracias a NatySlide, Phill Green, Migui Mololes y Martin Sassone de Malbecblues








lunes, 7 de enero de 2019

The Black Crowes - The Southern Harmony and Musical Companion - 1992

Hilo publicado en tweeter que prometo ampliar muy pronto en EscuchateEsto! 

The Southern Harmony and Musical Companion (1992) 2do disco de #TheBlackCrowes, es para mi, su mejor trabajo. Abro hilo para quien le interese

La composición, los teclados de Eddie Harsch y la guitarra de Marc Ford, ambos incorporados como miembros estables marcan la gran diferencia con su primer disco

Pero seguramente los coros de Barbara y Taj, según los créditos, ayudan a elevar el disco aún más. Todas las canciones se benefician con la textura de sus voces y la pregunta y respuesta con la voz principal de Chris Robinson son fundamentales

Esa textura, ese ida y vuelta se puede escuchar fácilmente en Sting Me



Chris Robinson da lo mejor de sí como cantante, mientras su hermano Rich teje la afinación abierta de su guitarra con la lead del recién llegado Marc Ford, produciendo un sonido inigualable.

Con The Southern Harmony and Musical Companion, la banda de Atlanta, Georgia, deja de ser la mejor banda nueva, esa que se miraba en el espejo de The Faces o The Stones, para ser lisa y llanamente una de las mejores bandas de los 90.

La banda suena sucia, ruidosa, con un dejo de gospel. Si. Todo nos recuerda a Exile on Main Street. Pero más que todo, es en disco donde #TheBlackCrowes encuentran su identidad y se convierten en la mejor banda de rock n roll de los 90.

The Southern Harmony and Musical Companion por #TheBlackCrowes uno de los grandes discos de rock n roll de los noventa.
No lo dudes y Escuchate Esto!