jueves, 11 de diciembre de 2014

La historia de Jackie Opel por Greg Burgess

Escuchando temas de los Skatalites, me crucé con "Old Rockin' chair", un poderoso ska en el que aparte del furioso solo de guitarra, suena un cantante lleno de soul: un tal Jackie Opel. Jamás había escuchado hablar de él. Su timbre de voz y su potente interpretación soul me hicieron pensar de inmediato en el gran Sam Cooke. El muchacho había nacido en Barbados y aparentemente lo bautizaron "Opel" en Jamaica por su amor por los autos. Paradójicamente (o no) moriría en un siniestro vial en 1970. Seguí buceando por la red y por youtube y descubrí mucha mas música de Jackie, casi todo junto a los Skatalites. Y también me crucé con un escrito de Greg Burgess del sitio sirshambling.com que es una perfecta síntesis sobre la vida y el legado de Jackie Opel. En Escuchate Esto! compartimos las partes mas sustanciales de ese artículo así como también una deliciosa selección de temas de los Skatalites junto a Jackie Opel. 

La Historia de Jackie Opel por Greg Burgess 

Brixton Market, Londres - Pimavera de 1997
La búsqueda de viejos vinilos me había llevado al Brixton Market, cuyo dueño es el gran cantante jamaiquino Alton Ellis. Es una tienda de discos especializada en ska y reggae. Un gran lugar para buscar viejos discos de 45 y LP mientras escuchamos algunas joyas de la era dorada. Hay mucho soul también. Dean Ellis, hijo de Alton, está en la tienda. Dean sabe muchísimo de música jamaiquina. Nos conocemos desde hace algunos años y sabe que conmigo tiene la oportunidad de vender algunos de esos viejos discos de soul caribeño que han sido olvidados e ignorados por coleccionistas de reggae. Dice que me estaba esperando para hacerme escuchar un disco. El disco no suena perfecto, pero los discos de Jamaica de los primeros sesenta son primitivos. El rumor que decía que el vinilo a veces provenía de gomas de auto recicladas puede ser cierto. Había tres o cuatro estudios y todo debía grabarse en una sola toma. Una voz cruda pero bonita sale de los parlantes. Es un gran cantante de soul. La canción es ‘Shelter In The Storm’ y quiero saber mas.



Dean dice que JACKIE OPEL tocaba con su papá y con los Skatalites en Kingston cuando el ska pegó primero y que por un par de años Opel fue una gran estrella pero que no duró mucho porque se volvió a su hogar en Trinidad. Además, Opel nunca vino a Londres, como muchos de aquellos primeros cantantes jamaiquinos, como Laurel Aitken, Wilfred ‘Jackie’ Edwards, Alton Ellis, Owen Gray y Desmond Dekker.

Compré el disco ese día.
‘The Memorable Jackie Opel’ (WIRL) – un poco de ska, un poco de spouge pero fundamentalmente muy profundo soul y R & B. Actualmente está entre mis discos de soul favoritos. Intenté encontrar mas sobre Jackie Opel en los libros de música jamaiquina. Está, pero se lo nombra muy por arriba. Quiero saber mas, porque Jackie tiene para mi la voz de un cantante de soul único. Si quiero saber mas, entonces será mi deber investigar la verdad sobre la vida musical de Jackie Opel.


Mi búsqueda se convierte en una pasión. Hablo con contemporáneos a Jackie y con gente del Caribe. Lentamente, la historia no escrita hasta ahora, cobra vida. El extraordinario talento de Jackie Opel fue muy apreciado en su tiempo. Compuso alrededor de 700 canciones, fue un innovador en estilos musicales, un arreglador que ayudó a crear los primeros sonidos del ska, influenciado en parte por el Rhythm & Blues de New Orleans, y fue también uno de los grandes números en los escenarios de aquellos días. Alton Ellis dice que ver a Jackie Opel era un evento que no podías perderte– era un performer en el estilo de Jackie Wilson, cuyo acto aparentemente fue una gran influencia para Jackie.

J
ackie Opel nació bajo el nombre de Dalton Sinclair Bishop en algún momento de 1938 en Barbados. La vida no pudo haber sido fácil para él, proveniendo de una famlia grande y con escasos recursos. El Barbados de aquella época, los 40 y los 50 era conservador, muy rudo en cuestiones raciales, segregado y aún una colonia británica. Los jóvenes de Barbados sintonizaban radios norteamericanas, especialmente la WLAC de Nashville para escuchar los nuevos sonidos del Rhythm and Blues. Las familias creaban su propia música y esa era la principal fuente de entretenimiento. Las islas tenían una mixtura de músicas nativas o folclóricas, de las que el calypso de Trinidad y el mento de Jamaica eran las más conocidas. Los grandes hoteles en Barbados y alrededores contrataban big bands para tocar swing, jazz y R&B.

Jackie Opel amó la música desde pequeño. De niño, nadaba hasta los barcos anclados en el muelle de Bridgetown y cantaba por unas monedas a los turistas recién llegados a la isla. Fue apodado ’Man face’ (cara de hombre) porque su rostro lucía mucho mas viejo de lo que realmente era, aunque su estatura siempre fue pequeña. Fue en los grandes hoteles donde Jackie Opel aprendió a actuar en el escenario y donde Byron Lee, a cargo de The Dragonaires lo vió por primera vez. Lee se dió cuenta que Opel tenía un registro muy amplio, un verdadero don, y enseguida tejió planes para el al frente de los Dragonaires. Alrededor de 1960 y casado con una mujer de Trinidad (Opel mas adelante tomó la ciudadanía trinitense) Jackie dejó su hogar con Byron Lee and The Dragonaires hacia Jamaica. Pero la unión entre ellos rápidamente se disolvió y parece no haber registros que prueben que algunas vez compartieron un estudio de grabación. Pero Jackie tenía otros designios en Jamaica. A principios de los sesenta y con la independencia muy cerca, Jackie Opel tomaría parte en esos cambios.

En
1959 los primeros disco de ska reconocibles comenzaron a aparecer,  la independencia finalmente se dió en 1962 y el ska rápidamente ganó adeptos entre los mas jóvenes. El negocio del ska tenía mucho que ver con Edward Seaga, el nuevo Ministro de Cultura y mas adelante, Primer Ministro de Jamaica. Seaga era dueño de Federal Studios, y luego propietario de WIRL records con quien Opel grabaría sus últimos temas. Eligiendo promover la expresión musical jamaiquina, Seaga apoyó el Ska.


Jackie Opel es ahora recordado por las primeras grabaciones que hizo con una de las mas aclamadas bandas en la historia de Jamaica. The Skatalites se formaron en 1964. Jackie Opel viajaba con ello como uno de sus cantantes principales, y tocando el bajo cuando el bajista Lloyd Brevett faltaba. El trompetista de The Skatalites, ‘Dizzy’ Johnny Moore habla de Jackie Opel como ‘un genio, el mejor lead singer que los Skatalites tuvieron’. Es sorprendente pensar que los Skatalites originales estuvieron juntos solamente dos años.

También d
urante el período del 63 al 66, Jackie Opel grabó como solista en una variedad de estilos, incluyendo ska, R&B, soul, incluso gospel (para el sello Tabernacle label) y calypso. Grabó para el estudio de Clement ‘Coxsone’ Dodd, Studio One. Tambien para otro sello jamaiquino, Top Deck, propiedad de Justin Yap . El estilo de Opel durante estos años, fue fundamentalemnte influenciado por el R&B/Soul y canciones como 'Cry Me A River’ (no el standard de Julie London), 'Eternal Love’, la épica 'Wipe These Tears', el intenso 'One More Chance' y 'Shelter The Storm’ son el soul mas profundo que podrás encontrar. Los ska ‘I Am What I Am’ y ‘King Liges’ fueron grabados en esos días en que Opel se convirtió en uno de los cantantes mas calientes de Jamaica. Hizo dúo con la hermana de Alton, Hortense Ellis para ‘Stand by Me’ y con Doreen Schaffer para ‘The Vow’.  Luego de su ruptura con The Skatalites se unió a
The Mighty Vikings. La influencia de Opel durante estos años fue enorme con muchos haciendo covers de sus canciones, incluyendo a sus protegidos, The Deacons y los Wailers que andaban mucho con Opel por aquellos días. ‘Mill Man’, de 1964, mas allá de estar cargada de sexo, es una de las mas finas performances vocales de Opel, en la que lo acompañan Peter Tosh y Bunny Wailer en coros con un arreglo musical sublime, a cargo de los Skatalites.





A fines del 66, un ritmo mas lento, llamado Rocksteady, comenzó a ganar adeptos. El estilo soul de Jackie Opel hubiera encajado a la perdección enel nuevo ritmo, pero solo un single ’Rosanna’ editado por Beverly de Leslie Kong se conoce que grabo Opel dentro del nuevo estilo. Jackie, una gran estrella en Jamaica, dejó Kingston y se fue a Trinidad, y eventualmente a su casa en Barbados. Realmente no he podido averiguar porqué. Muchas fuentes mencionan su pronta despedida de Jamaica a un asunto ligado con la chica de un gangster y la muerte de este. Pero nunca se sabe. También pudo haber habido otros motivos. Opel tenía una forma de trabajar muy informal, su talento era tanto que podía aparecer en el estudio y escribir canciones a demanda, aparentemente con poca preparación. Podía cantar cualquier cosa, en cualquier tonalidad, y con un tempo perfecto.

Al Gilkes escribió que "la vida le dolía continuamente", tal vez habría que pensar en otras razones para su éxodo de Jamaica.
Opel siguió trabajando y grabando en el Caribe por los siguientes tres años. Siguió en un alto nivel junto a la banda Sid Jones and The Gay Troubadours, grabó clásicos como "You’re No Good’ ’Every Word I Say Is True’ y una épica versión de Jackie Wilson’s ’Lonely Teardrops’. Opel siguió innovando, con la creación de un nuevo ritmo que fue altamente popular: ’spougebeat’, un derivado del R&B. Las grabaciones de Opel en clave spougebeat de ‘Higher & Higher’ y ‘You’re No Good’ son muy vibrantes, un legado de un gran innovador en música popular.  En la Barbados conservadora, Jackie Opel debe haber sido visto como extraño y excéntrico. Una anécdota cuenta que Jackie tenía el hábito de salir a anadar en bicicleta temprano en la mañana aún con el piyama puesto. También se dice que su salud mental era débil. El 8 de marzo de 1970, Jackie Opel muríó en un accidente de tránsito en Bridgetown. Tenía 32 años de edad. 


Su muerte causó dolor en toda la nación y vino gente a despedirlo desde todo el Caribe, Estados Unidos e Inglaterra. El funeral fue impresionante para un chico pobre de Bridgetown. Los años venideros no fueron del todo amables con la memoria de este gran cantante. Es solo una nota al pie en el libro de la historia de la música jamaiquina. Tal vez el hecho de haber nacido en Barbados le jugó en contra; tal vez su música no poseía el contenido político y social que la gente buscaba en parte de la música jamaiquina, o su música sonaba demasiado americana para ellos. Jackie Opel tiene en su país el reconocimiento, un anfiteatro ha sido bautizado con su nombre: El anfiteatro Jackie Opel, que fue inaugurado por su hermano y su nieto.

Agradecemos a Greg Burgess y John Ridley de sirshambling.com por autorizar la publicación de su artículo en nuestro blog

Compartimos una playlist de youtube con algunos temas de Jackie Opel junto a The Skatalites


Lista de Temas:
Old rockin' chair
Valley of green
The Vow (feat. Doreen Shaffer) 
My girl
Sit down servant
Don't let me die
My sweet lover (escuchen a Don Drummond acá!)
Ain't no snake in the grass
You're too bad
Turn to the almighty



Fuentes:
http://sirshambling.com/articles/jackie_opel/index.php






































miércoles, 29 de octubre de 2014

Sam Cooke - Live at the Harlem Square Club - 1963

Los otros días llené mi reproductor de mp3 con música de Sam Cooke. Sin ningún criterio en especial, arrastré algunas carpetas sueltas, pero a la hora de escucharlo, no encontré al verdadero Sam Cooke. Muchos de los tracks me sonaban azucarados, llenos de arreglos de cuerdas, metales y grandilocuentes coros, grabaciones pensadas para el público blanco, supongo. Pasaron varios tracks, algunos incluso los adelanté., hasta que escuché lo que estaba buscando. Sonó la versión de "Bring it on home to me" en vivo en "Harlem Square" y me di cuenta que ESE es mi Sam Cooke favorito. Ese que esta lleno de soul y gospel, acompañado por una banda cruda. Por eso, esta entrada de Escuchate Esto! se la vamos a dedicar al Sam Cooke que escuchaban los negros. 

En 1962 la discográfica pidió a Sam Cooke un disco en vivo. Alguien eligió grabar en una calurosa noche de enero del 63 en el "Harlem Square Club", Miami, Florida. Este club pertenecía al "Chitlin circuit", un cinturón de pueblos al Sur de los Estados Unidos con clubes nocturnos donde actuaban todo tipo de artistas de jazz, rock & roll y blues para una audiencia fundamentalmente negra (deberíamos hacer un post sobre esto!).  El Harlem Square Club era un reducto pequeño y esa noche estaba lleno de los fans mas devotos del cantante. El resultado fue mucho volumen, mucha crudeza, mucho soul... pero no era lo que RCA estaba buscando. Entonces, se archivaron las cintas. Hasta que en 1985 Greg Geller, un ejecutivo de la discográfica, descubrió la grabación y rápidamente decidió editar el valioso material. En el 2000 y en el 2005 se editaron nuevas versiones del disco con distintos resultados en la mezcla.

Esto es R&B derecho a la mandibula, con Sam Cooke sudando la gota gorda, dejando todo en el escenario, y la banda, liderada por el saxofonista King Curtis, sonando firme como una roca. La crudeza tanto del cantante , como de la banda
es mas evidente en estas grabaciones. "Feel It",  "Chain Gang,", "Somebody Have Mercy" y la terrible versión (la definitiva para mi) de "Bring It on Home to Me." Otro dato fundamental es que no hay covers, la lista de temas la integran únicamente canciones compuestas por Sam. El resultado de esta grabación nos hace poner un poco mas tristes al pensar en que Cooke no haya podido vivir en plenitud la era del soul que el mismo inauguró.

Aunque el show es relativamente corto (38 minutos) te vas a maravillar con el poder de Sam Cooke. Un disco escencial para todos los amantes del soul. Así que no lo dudes y Escuchate Esto! 



En virtud de la amistad entre Mohamed Ali y Sam Cooke, el genio de Michael Mann abre su film Ali (2001) con un furioso montaje en el que mezcla diferentes momentos de la vida del boxeador con un concierto de Sam Cooke, que tranquilamente podría ser el Live at the Harlem Square Club de 1963.


Fuentes:
Amazon
http://www.esquire.com/blogs/culture/ali-opening-montage
http://sensesofcinema.com/2002/feature-articles/ali/
http://www.peterguralnick.com/post/40695547006/50th-anniversary-of-sam-cookes-live-at-the-harlem#sthash.a4dqwMSW.dpuf
Wikipedia

 Lista de temas:
"Intro/(Don't Fight It) Feel It" (Sam Cooke) – 3:46

"Chain Gang" (Cooke) – 3:12

"Cupid" (Cooke) – 2:45

"It's All Right/For Sentimental Reasons" (Cooke; Watson/Best) – 5:13

"Twistin' the Night Away" (Cooke) – 4:17

"Somebody Have Mercy" (Cooke) – 7:16

"Bring It On Home to Me" (Cooke) – 3:04

"Nothin' Can Change This Love" (Cooke) – 3:46

"Having a Party" (Cooke) – 5:25

Músicos: 
Sam Cooke
 – vocals
Clifton White – guitar

Cornell Dupree – guitar
Jimmy Lewis – bass guitar
Albert “June” Gardner – drums
George Stubbs – piano
King Curtis – saxophone
Tate Houston – saxophone


jueves, 16 de octubre de 2014

Haitian Fight Song - Charles Mingus (1957 ) - New York Ska-Jazz Ensemble ‎(1995)


La primera vez que escuché "Haitian Fight Song" fue en la versión de New York Ska Jazz Ensemble. El contrabajo y el trombón lideran la canción. Sumado a eso, el beat asesino del ska olbiga al baile inmediato. Sentí que una tormenta se desataba y el sentimiento se renueva con cada escucha. Luego descubrí la versión original, la de Charles Mingus, y leí la descripción que hizo Cameron Crowe de la misma: "una manada de elefantes se avecina". Evidentemente no soy el único al que le pega esta canción. Todos estos motivos son más que suficientes para justificar esta entrada dedicada a esta gran pieza de jazz: "Haitian Fight Song".

 "The Clown" es un album grabado por el contrabajista, compositor y genio de Charles Mingus en 1957, editado por Atlantic Records. Charles Mingus compuso "Haitian Fight Song" a mediados de los 50, inspirado en una revuelta en pos de la lucha de los derechos civiles en Haití. Mingus dijo que escribió la canción pensando en las injusticias del mundo, y por el suceso de la revolución en Haití y el final de la esclavitud y el colonialismo francés. Haití fue usado en ese momento como resistencia al racismo y al colonialismo y a cualquier tipo de injusticia que pudieras imaginarte. Mingus también habla de "Haitian Fight Song" como un tema con espiritu folk, y en especial de su solo. "No podría tocar ese solo si no estoy inspirado pensando en prejuicio y persecución. Hay tristeza y gritos en el, pero también determinación. Y generalmente termina con un sentimiento de 'espero que alguien me este escuchando". El tema en su versión original dura casi 12 minutos y la banda de Mingus en ese momento se componía de Shafi Hadi en saxos alto y tenor, Jimmy Knepper en trombón, Wade Legge en piano, y Dannie Richmond en batería, además por supuesto del propio Charles Mingus en contrabajo. 


La primera grabación de "Haitian Fight Song" se registró en un show en vivo en el Cafe Bohemia de New York, con el lujo de tener a Max Roach en batería. Mingus volvería a esta canción en múltiples ocasiones durante su carrera. Pero sin dudas la mas épica de todas es esta versión incluida en el disco "The Clown" , con solo de bajo, cambios de tempo, vientos aullantes, ritmo que no decae, y una duración de casi 12 minutos. Solo 2 años mas tarde, Mingus grabaría otra versión de "Haitian Fight Song" titulada "II B.S.", mas corta y mas rápida que las versiones anteriores.



La versión ska-jazz de new York Ska Jazz Ensemble es, también, demoledora, y demuestra lo bien que le han caido las décadas a esta composición. La performance de esta banda es impecable y mantiene la escencia de la original, pero se le suma el irresistible beat ska y eso le otorga un plus. La fusión entre el jazz y el ska, lo sabemos muy bien por estos lados, casi siempre funciona. Así que no lo dudes y Escuchate Esto!


Fuentes:
www.discogs.com/
http://ryfigueroa.blogspot.com.ar/2011/08/tracing-evolution-of-haitian-fight-song.html

Escuchar:
http://grooveshark.com/s/Haitian+Fight+Song/qQcfP?src=5 
https://www.youtube.com/watch?v=DWmE8T09-G4
http://grooveshark.com/#!/s/Haitian+Fight+Song/38nl8F?src=5 
https://www.youtube.com/watch?v=9yj95vfeu1w 

Jerry Maguire (Cameron Crowe, 1992) y Mingus
http://www.theuncool.com/press/jerry-maguire-entertainment-weekly-soundtrack-talk/
 
 

jueves, 9 de octubre de 2014

Michel Camilo - From within (2000)

Algo muy fuerte me pasó la primera vez que ví este video, pero no puedo expresarlo con total claridad. Cada vez que se lo mostraba a alguien, me dedicaba a contemplar su rostro y su expresión y su reacción y siempre fue algo parecido... la sorpresa, el asombro, el disfrute... En este video extraído del documental "Calle 54" (Ferando Trueba - 2000) Michel Camilo, Anthony Jackson y Horacio "El Negro" Hernández no están haciendo música. Es mas que eso. Es un conjuro mágico que embruja a todo aquel que lo ve por primera vez. 

video

Pasando a la parte estrictamente musical, el gran protagonista es Michel Camilo, esa mezcla perfecta entre Bach, Oscar Peterson y Bebo Valdez. Anthony Jackson, es el inventor del bajo de seis cuerdas (afinadas en si-mi-la-re-sol-do). Entre tantos de los músicos con los que tocó, destacamos su participación en "My Favorite Django", de Birelli Lagrene. Y si piensan en el cubano Horacio Hernández solo como un batero que usa camisas llamativas o que toca con Santana o Alejandro Sanz, estan equivocados. El "Negro" forma parte de la nueva generación de jazzistas que ha seguido los pasos de sus compatriotas Arturo Sandoval, Paquito D'Rivera, Ignacio Berroa y otros.

Por si les interesa seguir este trío, aparecen juntos también en el disco "Triángulo" (2002) de Michel Camilo
.

jueves, 25 de septiembre de 2014

Curtis Mayfield - Curtis (1970) - por Lutxo Pérez

Admito con algo de vergüenza que Curtis Mayfield nunca me ha llegado del todo, sin dudas por que lo he escuchado poco y nada. Pero siento que le debo algo. En el capítulo 9 del libro Catarsis Rocksteady, del periodista y escritor español Lutxo Pérez, aparece el nombre de Curtis Mayfield como la principal inspiración del rocksteady jamaiquino. Por esto le pedí a Lutxo que me autorice a reproducir las paginas 97 y 98 del libro para el blog. Pero mi amigo fue mucho mas allá y se despachó con un texto formidable. Espero que lo disfruten y lo valoren tanto como yo.

The Makings Of Curtis
No sé si buscaba la piedra, la inspiración o una moneda para pagar el parquímetro; pero un ajado CD marca Verbatim con la leyenda “CURTIS MAYFIELD – CURTIS” escrita con rotulador permanente de tinta azul apareció en mi coche bajo el asiento del piloto. Rodeado de una tonelada de basura, bolis que no escriben y mecheros sin gas. Y no sé si estaba ahí para mostrarme el desorden en que se ha convertido mi vida o para recordarme los días jodidos en que arrancaba el motor del coche, de madrugada, y las notas de bajo que inician su primera canción trepaban por mi columna vertebral como los animales escalan los troncos para escapar de la muerte. Lo he recogido y, sin demasiado entusiasmo, lo he vuelto a colocar en el reproductor del auto. Un poco por inercia, pese a tratarse de uno de mis discos preferidos. Quizá porque no había otra cosa que escuchar, por nostalgia o porque este repertorio -que un día supuso tanto- exploraba nuevos recovecos vitales que conquistar. Cosa que no tardaría en conseguir.


Es una tarde húmeda de otoño, la ciudad está oscura y en mi coche me acompaña una poeta
árabe que todavía no me ha enseñado sus versos. Mi corazón hace BUM-BUM y, envueltos en brumas electromagnéticas propias del cedé que lleva meses rebozándose en polvo, suenan los violines cristalinos que introducen el tercer tema del disco. La poeta árabe, que ha
llegado de Londres hace unas semanas y es bastante más joven que yo, reconoce la canción
inmediatamente y juraría que acaba de dibujar una sonrisa. A medida que la canción va encontrando su clímax, no puede reprimir el acto reflejo de acompañar la voz de Curtis con la
suya. Y no tararea, porque esta es una canción que se canta y se recita a partes iguales. Conoce cada verso, cada palabra, cada sílaba...


Add a little sugar, honey suckle lamb
A great big expression of happiness
Boy, you could not miss with a dozen roses
Such would astound you
The joy of children laughing around you
These are the makings of you
It is true, the makings of you


Esta nunca había sido una de mis canciones de referencia de este disco, pero está ocurriendo algo extraordinario. Si conocen esa sensación de experimentar algo a través de los sentidos de otra persona, sabrán de lo que les hablo. Mecido por la música y el recitar de mi copiloto, tengo la sensación de que escucho por primera vez una canción que ya he oído cientos de veces, sentado en este mismo coche y reproducida en este mismo equipo estéreo. ‘The Makings Of You’ era, junto a ‘Miss Black America’, las dos canciones que menos me decían del disco. Pero, durante los siguientes días, la escucharé una y otra vez, tratando de descifrar todo lo que Curtis colocó en su interior, esperando volver a escuchar la voz de Nour, la poeta árabe, desplegando todo aquello que yo no había querido o no había sabido escuchar. Porque,cuando su voz acompañó la de Curtis aquella tarde oscura de otoño en mi coche, ‘The Makings Of You’ ya nunca iba a ser la misma canción y ya siempre me iba a recordar a ella, a aquel viaje en coche y a los meses que vinieron a continuación. Sin embargo, como soy un poco capullo, en ese momento mágico y oscuro voy a decidir tragarme la emoción y mostrarme sorprendido porque ella, una década más joven que yo, conozca a Curtis Mayfield y sea capaz de cantar cada verso de esa canción. Ella, que jamás reconocería que ha escuchado más veces el tema como sample de una canción de Kanye West que en su versión original, se muestra un poco ofendida y me recuerda, muy a la británica, que en Londres hay mucha gente “into Curtis”.

Tampoco me extrañó. Las canciones de Curtis Mayfield llevan décadas cambiando el curso de la música de raíz africana y, de paso, alterando la vida de chavales como ustedes y como yo, nacidos aquí y allí, en la época de su publicación y en este mismo instante. La influencia de su autor sobre la escena negra de todo el planeta se extiende desde los sampleos de Kanye hasta su imprescindible impronta en la configuración, por ejemplo, del rocksteady jamaicano. Negro nacido en el norte, orgulloso y lleno de talento, solo con la consecución del himno ‘People Get Ready’ tuvo el honor de inaugurar uno de los capítulos más bonitos de la
música popular contemporánea. El de la batalla musical por los derechos civiles, el orgullo negro, la reivindicación, el sentido común y ese cambio que -de alguna forma- todavía se
espera. Billie Holiday había puesto voz a ‘Strange Fruit’ en los años 30 y, antes de morir, Sam Cooke había avisado del cambio que llegaba. Sin embargo, nadie como Curtis Mayfield puso tanto empeño en retratar y explicar el sufrimiento de su gente a través de la música.

‘Curtis’, publicado en 1970, fue su primera obra en solitario. Ocho maravillosas canciones sobre el amor, la mugre social y política, la superación personal y la vida misma. Lodos que venían de los sedimentos de polvo y agua que ya habían agitado The Impressions, la gran banda de Mayfield y del soul de Chicago. De hecho, el concepto de ‘Curtis’ asomaba la cabeza en discos del trío como ‘This Is My Country’ (1968) donde ya se exponían, de forma más velada, muchos de los argumentos, sociales y musicales, que forjarían esta obra superior. Mi veredicto con respecto al maravilloso LP que nos ocupa siempre ha sido muy claro. En una época en que la música se entregaba novelada en álbumes conceptuales (esos que se tenían que escuchar de principio a fin), ningún disco de soul setentero y reivindicativo llegó tan lejos como este. Ni ‘What’s Going On’, ni ‘Let’s Going On’, ni el ‘Superfly’ del propio Mayfield ni los álbumes más redondos de Stevie Wonder pueden con él. Mientras esos, especialmente el primero, se han llevado el reconocimiento de listas de lo mejor del siglo y otros parabienes críticos, ‘Curtis’ contiene la película más cruda, sensata, triste y devastadora jamás escrita para los guetos negros de la América de los años 70. También, la más alentadora y, por qué no, luminosa.


Claro que uno no puede, ni pretende, hacer pasar su opinión como la buena cuando tanto recuerdo se enmaraña entre las notas y los versos de ‘Curtis’. Empezando por el bajo distorsionado y las emisoras de radio cruzadas que comienzan el viaje y me erizaban la piel cuando arrancaba el coche, del trabajo a casa y de casa al trabajo, todos los días y todas las noches del invierno más largo que recuerdo. La advertencia inicial de Curtis. Don’t worry. El eco del averno. Si hay un cielo ahí abajo, todos vamos ahí. Los hermanos, las hermanas, los judíos, los negros, los blancos, los modernos, los rude boys, los poetas... Todos y cada uno de los habitantes de esa ciudad que retrata la primera cara del disco. Podría ser Chicago, Nueva York o Baltimore. Y también la mía. Vieja y sucia, como la de los Pogues. Podrida
como ese joker de la calle que ama a un hermano y mata al otro. Ese personaje que habita las esquinas de ‘We People Who Are Darker Than Blue’. Las mismas que protagonizan la estremecedora ‘The Other Side Of Town’. Las esquinas de los guetos de cualquier ciudad estadounidense de principios de los 70 y también las de otros lugares que no están tan
alejados ni en el espacio ni en el tiempo.

Este disco fue todo eso para mí: la ciudad tenebrosa, las injusticias, la soledad, la depresión, la sensación de que somos entes frágiles e irrelevantes a merced de fuerzas ocultas y malignas. Pasado el invierno, sin embargo, la vida hizo girar su aguja sobre la otra cara del disco y descubrí ese otro lado brillante que veníamos intuyendo. ‘Curtis’ podría haberse titulado empatía. Y coraje. De eso ya hablaba ‘The Makings Of You’ y, por supuesto, la deslumbrante ‘Move On Up’. Un día al volver del trabajo, con las notas de bajo de ‘(Don’t Worry) If There’s a Hell Below We Are All Gonna Go’ todavía clavadas en la nuca, encendí la pantalla que cada noche me conectaba al Baltimore de la serie "The Wire" (2002 - 2008) para quedarme boquiabierto con la feliz secuencia.
En Baltimore hay elecciones a la alcaldía y el ex boxeador y ex presidiario Dennis “Cutty” Brown besa a su chica, se calza los cascos y sale a correr al compás de ‘Move On Up’. Ahí mismo, en ese minuto y pico de gozo televisivo, estaba resumido todo lo que hasta aquel entonces me había enseñado el disco. Los yonquis que buscan su dosis, los políticos que depositan su voto, un negro que ha salido de la cárcel y siente la redención del aire de la mañana clavándose en los poros de su cara.

Cuando Tony me pidió un texto sobre Curtis Mayfield para su blog, hace por lo menos un año, tal vez esperaba que hablara de su música. De las percusiones africanas, los registros estilísticos -del soul con tintes épicos al funk de persecución automovilística-, el falsete de Curtis, los metales, las arpas y los violines. Del contraste entre lo complicado de sus arreglos y la crudeza de sus letras. De la deliciosa, intrincada y poderosa producción; completamente novedosa para el soul que se venía facturando. Pero, para ese momento, ya era demasiado tarde. Nada de eso cabía en este texto. Entonces, ‘Curtis’ ya era los barrios bajos de mi ciudad, la oscuridad del invierno, el “muévete” que los Fabulosos Cadillacs cantaban en vez de “move on up”, el ex boxeador “Cutty” Brown sintiéndose por fin libre en su carrera matutina por Baltimore y las calientes ráfagas de vientos de ‘Wild And Free’ abriéndose paso por las ventanas de mi coche en aquella época que quise ser león de la jungla. Libre y salvaje, como el viento y el verano.

Y, poco después de aceptar el encargo de escribir un pequeño texto sobre este disco esencial,
fue un paseo en coche con gotas en la ventanilla, Nour cantando ‘The Makings Of You’ y toda una galaxia de sensaciones nuevas abierta de par en par, como la docena de rosas de las que habla su letra. Un CD ajado y perdido debajo de los asientos de mi coche. La basura convertida en luz. Uno no puede esperar tanto de un disco, un libro, una película o cualquier otra obra de arte. Pero ‘Curtis’ nunca fue solamente un disco. Más bien, la paz interior de un tipo contemplando el atardecer, como su portada. La convicción de que también podemos salir de esta, de que más allá solo nos espera el infierno y de que la recompensa es para los que pelean, arriesgan y saben acabar las cosas a tiempo, como explica esa preciosidad titulada ‘Give It Up’ que le pone punto y final. Y, sobre todo, ‘The Makings Of You’ escondida en un pliegue del tiempo recordándonos lo únicos que somos y la alegría que produce escuchar niños riendo a nuestro alrededor. Un disco sí. Pero uno que nunca acabas de escuchar.

 

The love of all mankind should reflect some sign

Of these words I'm trying to recite
They're close, but not quite
Reciting the makings of you
Almost impossible to do

Lista de Temas:
1 (Don't Worry) If There's a Hell Below, We're All Going to Go
2 The Other Side of Town
3 The Makings of You
4 We the People Who Are Darker Than Blue
5 Move on Up
6 Miss Black America
7 Wild and Free
8 Give It Up


Músicos:  
Curtis Mayfield (guitarra y voz / producción)
Loren Binford (Trombon)
Sol Bobrob (violín)
Clifford Davis (Saxo)
Leonard Druss (saxo, flauta)
Patrick Ferreri (guitarra)
Henry Gibson (percusión) 
Elliot Golub (violín)
John Howell (trompeta)
Ronald Kolber (saxo barítono)
Harold Klatz (viola)
John Ross (teclados)
Don Simmons (batería y percusión)
Robert Sims
(batería y percusión) 
Rudolph Stauber (trompeta)
Philip Upchurch (guitarra)
Harold Leep

Richard Single 

Sam Heiman
Harrold Dessent
Gary Slabo


sábado, 20 de septiembre de 2014

Yo Gabba Gabba!

Si tenés hijos, sabés muy bien que pasar un rato junto a ellos frente al televisor o a youtube es una parte del tiempo que nos toca compartir. En Escuchate Esto! también pensamos como padres. Esta es la primera de una serie de entradas confeccionadas para que ese tiempo junto a nuestros hijos sea de lo mas placentero. Y de paso, los vamos encaminando a ellos por el camino mas oscuro (guiño guiño) de la música.
Sin dudas, el show que se ha robado definitivamente mi corazón como padre es Yo Gabba Gabba! El programa fue creado en 2007 por Christian Jacobs (cantante de The Aquabats) y Scott Schultz, dos músicos de Los Angeles. Jacobs y Schultz estaban cansados de tener que ver siempre el mismo tipo de programa con sus hijos, entonces pensaron que ellos mismos podían crear algo novedoso y diferente. Y vaya si lo lograron! Yo Gabba Gabba! es protagonizado por un negro llamado Dj Lance Rock que entra a escena con una valija con 5 muñecos. Mediante un pase mágico da vida a esos personajes que llevaran adelante el programa en una tierra de fantasía llamada Gabbalandia. Hay que decirlo, estos shows son los menos populares en Argentina y nos va a costar un poco de trabajo encontrarlos en horarios centrales. Pero youtube es nuestro gran aliado en esta cruzada.

Todo tipo de figuras, desde Jack Black, Tony Hawk, Elijah Wood, por solo nombrar algunos, han pasado por el programa. Biz Markie es un rapero que enseña beatbox, Mark Mothersbaugh es un dibujante que enseña a dibujar, hay invitados especiales que muestran originales pasos de baile o trucos geniales, y por supuesto un show musical son algunas de las secciones fijas. Mirando este programa con mis hijos he descubierto bandas como The Roots o The Aggrolites, dos de los grupos que merecen mi mayor respeto en la actualidad. A continuación, compartimos algunos de los momentos de mayor groove de Yo Gabba Gabba!

El baterista Ahmir Thompson, conocido como ?uestlove, es un habitué del programa. El y su banda, The Roots, visitaron "The Super Music Friends Show" (el segmento musical de YGG) para hacer esta hermosa canción con aires de ska titulada "Lovely, Love My Family"




Otra de las bandas que frecuenta Yo Gabba Gabba, ya sea en el Super Music Friends Show o en otros segmentos, es The Aggrolites. Esta banda de L.A. denomina su sonido como Dirty Reggae. Nada mas real que ello. Ya sea enseñando los sonidos de los animales, o educación vial, el denso sonido de The Aggrolites esta presente.



El aporte mas importante de The Aggrolites es su versión del viejo clásico "Banana", de The Pyramids, una banda skinhead del Reino Unido. El grupo también ha acompañado a la troupe de Yo Gabba Gabba! en algunos de sus shows en vivo.




Mas gente oriunda de Los Angeles, GOGO13 con la participación de Alex Desert de Hepcat, traen este ska con sonido clásico en el que un papá (muy parecido a Derrick Morgan) pide a sus chicos que levanten sus juguetes y mantengan ordenado su cuarto. Pick it up, Pick it up, Pick it up, Pick it up!




Eryka Badu es otra de las figuras que pisaron el Gabbalandia mas de una vez. La podemos ver y escuchar en una canción titulada "Birds", con el típico sonido de sus temas r&b, o con un look galáctico poniendo su exquisita voz en "When I fell down"




Yo Gabba Gabba! alcanza el techo del groove en el 2do capítulo de la 4ta temporada. Bootsy Collins aparece slapeando en escena como el padre de Dj Lance y protagoniza una jam funky/ disco/ hip hop (si es que tal cosa existe) junto a ?uestlove, Erykah Badu y otros amigos. Alguna vez habían visto a 6 negros en escena en un show para chicos? Es la gloria absoluta, se los puedo asegurar.




The Aquabats, The Killers, Devo o Cornellius, son algunas de las bandas que visitaron el show alguna vez. No se queden con esto, hay 4 temporadas de Yo Gabba Gabba en algún lugar de la web y muchos, pero muchos videos. Así que no lo dudes y Escuchate Esto!

jueves, 11 de septiembre de 2014

Alton Ellis & Chris Ellis - Willow tree


Miren y escuchen esta performance de Alton Ellis, pocos años antes de morir. El Padrino del Rocksteady le pone todo lo que tiene a su clásico Willow Tree, pero esta viejito y no llega a las notas mas altas. Entonces, a la mitad de la canción, 2 minutos 40 mas o menos, ocurre algo notable. Alton dice que trajo ayuda y llama a su hijo, Christopher Ellis, para que cante. El pibe tira la canción para adelante con toda la fuerza de la juventud y se toca la canción entera nuevamente. Magia pura! 




Willow tree fue compuesta por Robert Elgin, Kay Rogers, Luther Dixon y popularizada por Chuck Jackson. La versión de Willow Tree por Alton Ellis esta incluida en "Mr. Soul of Jamaica", de Treasure isle, editada en 1967, plena era dorada del Rocksteady. Pocas veces un título de un disco representa tan bien la música que contiene. En este album, Alton está acompañado por The Flames (backing vocals) y la banda es Tommy McCook & the Supersonics, con la producción del mítico Duke Reid. Según nuestro amigo Lutxo Pérez en su libro Catarsis Rocksteady, "la versión de Ellis de "Willow tree" se come con patatas a la original de Chuck Jackson . Mr Soul of Jamaica es un disco para el que no podría encontrar epítetos suficientemente superlativos." 



También de Catarsis rocksteady, extraemos un textual de Dennis Alcapone que nos da una dimensión de la imporancia de Ellis:

"Alton fue un artista mas grande que Bob en Jamica (...) Todo el mundo, incluso Bob, hubiera querido cantar como lo hacía Alton Ellis. Todos ellos se hubieran recostado para escucharle, porque Alton era el rey" 
Dennis Alcapone


Por supuesto, recomendamos fervientemente escuchar en forma completa Mr. Soul of Jamaica. Así que no lo dudes y Escuchate Esto!



viernes, 29 de agosto de 2014

Blind Willie Johnson - The complete Recordings - 1927 - 1930

Blind Willie Johnson fue uno de los mas viscerales cantantes y compositores en la historia de las grabaciones de blues y spirituals. Con un rango vocal capaz de entregar una furia cruda o una ternura casi infantil. Su slide era espeluznante, sus grabaciones son tan poderosas hoy en día como lo fueron cuando las hizo, entre 1927 y 1930. En esta entrada de Escuchate Esto! los invitamos a conocer la trágica vida de Johnson y a escuchar toda su obra, con temas como "Motherless Children Have a Hard Time," "I Just Can't Keep from Crying," "It's Nobody's Fault but Mine," y la estremecedora "Dark Was the Night, Cold Was the Ground,".

Blind Willie Johnson tenía una visión cristiana apocalíptica del mundo, y así eran sus letras. En honor  a la verdad, el ciego Willie no era un bluesman. Esta es música gospel de primera mano, llena de emoción y devoción al Señor. Algunos fanáticos consideran a "It's Nobody's Fault But Mine" como la performance guitarrística con slide de mayor influencia en la historia. Le podemos ceder esa licencia. Casi siempre tocaba la guitarra en afinación abierta en RE. Pero hasta los pioneros mas grandes tienen influencias. En este caso, habría que nombrar a John Fahey, Bob Brozman, y Blind Willie McTell.


Cigar box guitar

Por supuesto que la historia de su vida esta llena de tragedia y pobreza. Se dice que nació cerca de Temple, Texas, alrededor de 1902. Su madre murió cuando el era un bebé, y su padre volvió a casarse. A los 5 años se construyó su primera guitarra usando una caja de cigarros (la típica cigar box guitar con la que empezaron a tocar tantos músicos). Cuenta la leyenda que una noche, su padre descubrió a su mujer con otro, le pegó y ella, en circunstancias poco claras, derramó soda cáustica sobre los ojos de Willie, lo cual provocó su ceguera.

Johnson comenzó a tocar la guitarra en las calles para conseguir dinero. Siendo un apasionado de la Biblia empezó a cantar el evangelio y a interpretar Negro spirituals. Se convirtió en predicador bautista y llevó sus sermones y su música a los pueblos y ciudades vecinas. Tocando en Dallas  conoció a Angeline con quien se casó en 1927.

El 3 de Diciembre de ese año Columbia Records llevó a Blind Willie Johnson a un estudio donde grabó seis canciones que se convirtieron en las más celebres: una sobre Sansón y Dalila, llamada "If I Had My Way," "Mother's Children Have a Hard Time" (también conocida como "Motherless children"), "It's Nobody's Fault but Mine," "Jesus Make up My Dying Bed," " I Know His Blood Can Make Me Whole," y la más aclamada, "Dark Was the Night, Cold Was the Ground," que trata sobre la crucifixión de Cristo.

Poco mas de un año después, el 5 de diciembre del '28 volvió a grabar, esta vez acompañado de su esposa Angeline, en segunda voz. Grabaron cuatro canciones, entre ellas "I'm Gonna Run to the City of Refuge" y "Lord, I Just Can't Keep From Cryin'". Canciones de estas dos sesiones también se incluyeron en algún catalogo del sello Vocalion (que editó a Robert Johnson una década mas tarde). Nuevamente en diciembre, pero del '29, grabaron nuevamente juntos en New Orleans para Columbia. "God Don't Never Change", "Let Your Light Shine on Me" y "You'll Need Somebody on Your Bond" son las mas conocidas.

La última grabación para Columbia la realizó en Atlanta, Georgia, en abril de 1930, nuevamente  acompañado de Angeline, quien registró la voz principal en algunas de las canciones. En total grabaron 10 piezas mas, incluyendo "Can't Nobody Hide From God", "John the Revelator" y una versión levemente alterada de "You're Gonna Need Somebody on Your Bond." A pesar de que no volvió a grabar nunca mas, siguió tocando en las calles de Texas en los años '30 y '40La foto de la tapa de su disco de Columbia es la única imagen que existe de el. 

En 1950, la casa de Johnson se quemó, por lo que el músico terminó viviendo en las ruinas de la misma y durmiendo en una cama mojada, lo que le provocó una neumonía que lo mató días después (a pesar de ello, el certificado de defunción indica que la causa de la muerte fueron malaria y sífilis). En una entrevista posterior, su mujer relató que intentó llevarlo a un hospital para tratar su neumonía pero le fue denegada la entrada debido a la ceguera y al color de la piel de su marido. Blind Willie Johnson murió con solo 48 años, en la más absoluta miseria, durmiendo en las ruinas de su casa incendiada y tocando en las calles de Beaumont a cambio de unas monedas. El artista Ben Dewey publicó un comic sobre la historia de la vida de Blind Willie Johnson.

A lo largo de los años muchos artistas han grabado canciones de Blind Willie Johnson, como Bob Dylan, Eric Clapton, Led Zeppelin, Taj Mahal y Ry Cooder. De hecho "Dark Was the Night... " inspiró la banda sonora de Cooder para la película Paris, Texas, de Win Wenders. A su vez, Wenders contó su historia en el film "The Soul of a Man", dentro de la serie "The Blues", producida por Scorsese. Acá están los dos videos en lo que Chris Thomas King interpreta a Blind Willie Johnson 


Chris Thomas King como BLJ
En 1977 la NASA envió una nave al espacio exterior, donde se encontraban diversos elementos culturales y representativos del planeta tierra. El motivo de este envío al espacio fue para que seres de otros planetas puedan aprender de nuestra cultura y conocer un poco como vivimos. Dentro de esta nave se encontraba un disco de oro llamado “The Sounds of  Earth” con algunas canciones, y entre ellas "Dark Was the Night, Cold Was the Ground". En el 2004 esta nave salió de la órbita del sistema solar.

Es difícil poner un punto final a la historia de un hombre cuya vida tiene, tuvo y sigue teniendo múltiples aristas. Al fin y al cabo, lo que siempre queda es la música, por eso, no lo dudes y Escuchate Esto!

Fuentes: 
Wikipedia
Amazon
www.benjamindewey.com
grapewrath.blogspot.com.ar
plixid.com
only-solitaire.blogspot.com.ar
eldescodificador.com

Lista de Temas

CD 1

1 I Know His Blood Can Make Me Whole (Johnson/Traditional) 3:03
2 Jesus Make up My Dying Bed (Johnson/Traditional) 3:12
3 Nobody’s Fault But Mine (Johnson) 3:09
4 Mother’s Children Have a Hard Time (Johnson/Traditional) 3:22
5 Dark Was the Night (Cold Was the Ground) (Johnson) 3:20
6 If I Had My Way I’d Tear the Building Down (Johnson) 3:08
7 I’m Gonna Run to the City of Refuge (Johnson) 3:23
8 Jesus Is Coming Soon (Johnson/Traditional) 3:11
9 Lord, I Just Can’t Keep from Crying (Johnson/Traditional) 3:01
10 Keep Your Lamp Trimmed and Burning (Johnson/Traditional) 3:04
11 Let Your Light Shine on Me (Traditional) 3:09
12 God Don’t Never Change (Johnson) 2:57
13 Bye and Bye I’m Goin’ to See the King (Johnson/Traditional) 2:53
14 Sweeter as the Years Roll By (Johnson/Traditional) 2:46

CD 2

1 You’re Gonna Need Somebody on Your Bond (Johnson) 3:05
2 When the War Was On (Johnson) 3:03
3 Praise God I’m Satisfied (Johnson/Traditional) 3:11
4 Take Your Burden to the Lord and Leave It There (Tindley) 2:56
5 Take Your Stand (Johnson/Traditional) 3:01
6 God Moves on the Water (Johnson/Moore) 2:59
7 Can’t Nobody Hide from God (Johnson) 3:21
8 If It Had Not Been for Jesus (Johnson/Traditional) 3:23
9 Go With Me to That Land 3:04
10 The Rain Don’t Fall on Me (Johnson/Traditional) 3:19
11 Trouble Will Soon Be Over (Johnson/Traditional) 3:07
12 The Soul of a Man (Johnson) 3:13
13 Everybody Ought to Treat a Stranger Right (Johnson) 3:05
14 Church, I’m Fully Saved Today (Johnson) 3:07
15 John the Revelator (Traditional) 3:17
16 You’re Gonna Need Somebody on Your Bond (Johnson) 3:10