lunes, 5 de noviembre de 2018

Prince Buster - Por Lutxo Pérez


El escritor español Lutxo Pérez, autor de Catarsis Rocksteady y experto en música jamaiquina, nos abre una guía de escucha a la música de Prince Buster con una lista de 60 temas del Buster intérprete y productor.

La discografía de Prince Buster lleva años oculta. Por fin, una buena parte ya está en Spotify, absolutamente maltratada en cuanto a orden y sonido. Cecil Bustamente Campbell (1938-2016) es personaje clave del sonido jamaicano. Desde la era de los sound systems en los 50, regentaba "The Voice Of The People', hasta el origen de ska, rocksteady, reggae y dub. No en vano, nació en Orange Street, la calle del ritmo de Kingston. Trabajó en todos los eslabones imaginarios de la procelosa industria musical jamaicana. Su biografía está llena de leyendas que él mismo se encargó de fabricar. Pero su historia es igualmente descomunal, igual que su discografía. En 1958 registró 'Oh Carolina' de The Folkes Brothers, con percursiones de Count Ossie's Afro-Combo, las primeras muestras de cultura rastas grabadas. La primera vez que sonó en sus fiestas el público exigió que se pinchara una y otra vez.

La independencia jamaicana del imperio británico llegó en 1962. Buster se sumó a la celebración y fue uno de los padres del ska, el primer ritmo urbano de la isla. Un estilo alegre para un momento festivo. Buster interpretó y produjo algunos de los himnos de la era. Un buen puñado de ellos fueron piedras fundacionales del 2Tone en UK quince años después: One Step Beyond, Enjoy Yourself, Madness...

En la lista incluyo muchas de sus versiones. Desde las clásicas cover ska hasta sus reconstrucciones "made in Buster" de temas como She Loves You. Como sus coetáneos, Buster fue un ladrón de guante blanco. Muchas llevaban su firma en los créditos. Además, produjo a otros artistas, como los Skatalites, a los que también robó la autoría de las canciones. La lista incluye dos de las piezas más bellas del trombonista Don Drummond: Ska Town y Down Beat BurialEn 1967, Buster se sumó al nuevo ritmo del rocksteady, más lento y adornado que el ska. A partir de Freezing Orange Street la lista recoge algunas de las joyas de este estilo. Dark Street, Nothing Takes The Place Of You y Let's go to the dance son mi tridente favorito. Este fantástico (y necesario) recopilatorio editado este mismo año por la japonesa Rock A Shacka da buena cuenta de la era rocksteady del príncipe. Los temas producidos para otros artistas son una maravilla.

A destacar la trilogía de canciones Judge Dread, que juzgaba a los Rude Boys, pandilleros reales que aterrorizaban las calles de Kingston. Estas fueron fruto de su colaboración con Lee Perry en 1967. A partir de Stand Accused, la lista recoge algunas muestras de reggae de la factoría del Príncipe. A la sazón, su última etapa como competidor en la escena de Kingston. Tras conocer a Muhammad Ali en 1964, Prince Buster se convirtió al islam. La deriva roots que tomó la música a principios de los 70 en Jamaica y su negativa a grabar a rastas le apartó del negocio. A mediados de los 70 se mudó a Miami. Aún así, le dió tiempo a producir 'The Message Dubswise', uno de los álbumes seminales del dub. En la última parte de la lista se incluye alguna de las versiones dee-jay que produjo. El Príncipe fue fundador pero llegó en forma al ritmo del futuro.

La lista comienza y termina con sendas grabaciones en directo de su gira británica de 1967. Buster fue muy popular allí, donde participó en el televisivo Ready, Steady, Go en el 64 y entró en las listas de superventas con Al Capone en el 67. Algunas de las canciones incluidas en Spotify tienen un sonido pésimo (están grabadas directamente de vinilos), hay muchos títulos incorrectos y están dentro de discos recopilatorios nunca editados. Aún así, tenerlas todas juntas es una gran alegría.
Rock A Shaka está remasterizando poco a poco su obra y entregándola, más o menos, de forma ordenada. Un trabajo difícil. Sus competidores acusaban a Buster de "saturar el mercado". En Jamaica, la isla más prolífica del planeta!

Describir su historia y señalar su importancia en un puñado de tweets es imposible (me he dejado lo de su rivalidad con Derrick Morgan!). Os dejo este obituario, escrito por Peter Mason, como complemento. 

Escuchar en Spotify 1
Escuchar en Spotify 2

Seguir a Lutxo en twitter



No hay comentarios:

Publicar un comentario